El plan de Sucesiones. Diseñando el futuro de las organizaciones

Preparar la sucesión en las organizaciones va más allá de ser un acto puro de prevención. En realidad es una herramienta estratégica que las empresas tienen a su disposición para asegurar que los profesionales más idóneos estén en las posiciones más adecuadas en el momento más conveniente.

Por lo tanto, la sucesión debe ser un proceso reflexionado, planificado y gestionado de manera oportuna.

Las principales ventajas son:

  • Permitir planificar con antelación as transiciones en los plazos deseados por la compañía
  • Prever posibles contingencias ante salidas de profesionales clave para el negocio.
  • Asegurar continuidad de las personas que se consideran claves en la organización garantizando las buenas prácticas directivas aplicadas.
  • Aportar seguridad, estabilidad y proyección a la empresa y de las personas que trabajan en la misma.
  • Motivar a los profesionales.
  • Identificar los gaps necesarios para aquellos profesionales talentosos que vayan a ocupar en el medio-largo plazo posiciones clave y trabajar en su desarrollo.
  • Evitar el gasto de recursos (dinero, tiempo, etc) innecesarios.
  • Favorecer la imagen de la empresa como marca empleadora.
  • Promover el crecimiento sostenible de la empresa.

Para una correcta planificación y ejecución de un Plan de sucesiones, recomiendo establecer un roadmap consistente en 9 fases. Cuál castillo de naipes, si una de ellas no se ejecuta o falla, se desmorona el proceso completo. Las 9 fases son las siguientes:

“Existe algo mucho más escaso,  fino y raro que el talento. Es el talento de reconocer a los talentosos”.
Elbert Hubbart

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *